Tomar decisiones es algo complicado. Nunca sabes cuál es la mejor opción, si te equivocarás o no y las consecuencias reales que pueda tener la decisión. Cuando tienes que tomar decisiones tanto en lo personal como en lo laboral y tus decisiones pueden afectar a terceras personas es bueno seguir estos consejos para facilitarte la toma de decisiones

Amplia tus opciones
Aunque no lo creas es más fácil elegir entre varias opciones que sólo entre 2. Si sólo tienes 2 opciones te la juegas a cara o cruz y te limitas en las posibilidades, sin embargo, si tienes varias, las posibilidades del éxito se multiplican
Revisa tus hipótesis con la realidad
Una cosa es lo que veas y otra lo que creas, por eso se debe verificar con información objetiva todas las opciones existentes no sólo las que juegan a nuestro favor.
Monta un piloto
Aunque no siempre se pueda construir un piloto ajustado a la realidad y de escala reducida para poder comprobar que las hipótesis que se manejan llegan a buen puerto, es una muy buena opción, así las consecuencias se pueden gestionar mejor.
Pregunta a un experto
Siempre hay alguien que habrá vivido una experiencia similar a la tuya y es quien mejor te puede ayudar, no a tomar la mejor decisión si no a conocer mejor las opciones que se nos plantean. Eso si, recuerda que todo tiene un contexto y que su vivencia es pasada, no futura.
Toma distancia antes de decidir
Este punto está muy relacionado con Revisar tus hipótesis con la realidad porque, si eres juez y parte, las emociones pueden inducir a error. Para conseguirlo lo mejor es usar la Herramienta 10 / 10 / 10
Estudia el peor escenario posible
El exceso de confianza puede llevar a elegir la peor decisión de todas, por eso, es bueno, analizar el peor caso que se pueda dar, para tener un análisis objetivo de las causas que ha podido ocasionar una decision incorrecta y poderlas evitar.

Estos consejos los he sacado de cursos sobre la toma de decisiones

Compártelo!